La Teletón


 
“¡Qué lindo!, ¿no? Qué bonito que se pueda transformar una cosa en otra; que de todo el ego gigante, que todas las ganas de figurar que tenemos los artistas, ¿no?, se puedan transformar en ayuda a los niños. Que de toda la avaricia y el sentido del buen negocio que tienen las empresas, que pueden subir los precios, pagar menos impuestos, hacerse propaganda y, que con lo que consume la gente, entre comillas ayudar, se pueda ayudar realmente a los niños. (…) Es la gallada la que se mete la mano al bolsillo al final, y siempre se cumple la meta”…
 
 
Jorge González, Lider de Los Prisioneros
 
30 de Noviembre de 2002, en Cierre de la Teletón 2002.-

Unidos para ¿ayudar a los discapacitados?…

Se acerca Diciembre a pasos agigantados, y eso significa que se nos vienen encima el Cumpleaños del Viejo Pascuero (porque eso se celebra en la Navidad, ¿no?), los exámenes de fin de año, el Día de los Inocentes (en este lado del mundo, aunque nadie pesca la fecha, la verdad), los clásicos convites y fiestas fastuosas para celebrar el Fin de Año, que de entrete no tienen nada, el Fin de Año y el Año Nuevo… Y claro, como se me puede olvidar hablar de ese rito que, desde 1978, hace tan orgulloso al palurd0 chileno común y silvestre, entregándole y regalándole un sentimiento de falso orgullo por nuestra nacionalidad, y reconfortando sus almas atribuladas y dolientes con lindos placebos de bombardeo sin cuartel en todos los medios posibles.

Este rito, casi un requisito obligatorio de vivir y sufrir para decir que una año ha terminado, bien o mal, pero ha terminado como corresponde, es, a la vez, el tema más tabú que podríamos tener en nuestra sociedad (aún más que el Golpe de Estado, aún más que el Reality de los Mineros y los ataques de ambos bandos, o más que el odio mal disimulado a nuestros países vecinos), y como nos encanta hablar sin tapujos de estos temas, en Spartans, no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de las 27 horas más esperadas por muchos, durante todo el año, y no precisamente para ayudar a los discapacitados… Bienvenidos legionarios, Don Nico los invita a leer una pequeña reflexión sobre la Teletón.

Afiche promocional de la 1º Edición de la Teletón, en 1978

Nacida en 1978 como una campaña para recaudar fondos para la antigua Sociedad Pro-Ayuda al Niño Lisiado (SPANL), ONG que desde 1947 se hacía cargo de la ayuda y rehabilitación de niños discapacitados, obteniendo recursos de aportes de países extranjeros, y que para 1975 pasaba gravísimos problemas financieros, y la cual buscaba como objetivo ser la 1º de 5 campañas anuales que generarían los recursos suficientes para que el SPANL pudiera funcionar sin sobresaltos económicos, y se basaba en un show miscelaneo de 27 horas de duración, emitido por todos los canales abiertos de la época, donde se mezclaban los rostros televisivos de la época, artistas y personalidades públicas, y uno que otro show de algún cantante, y claro, los discursos motivacionales de referentes como Julio Martines, y la exposición al público general de la labor que cumple la SPANL. El hecho es que, al ser una cadena nacional de canales, y el éxito de las primeras ediciones, hizo que no sólo el SPANL obtuviera los recursos que necesitaba, sino que más y más gente de todo el país quería que sus hijos discapacitados fueran atendidos allí, creando un colapso de la SPANL. Debido a eso, la Teletón se siguió realizando hasta el día de hoy, casi ininterrumpida mente (excepto el año 1986, debido al terremoto del año anterior, y los problemas económicos del país; y los años donde hay elecciones Parlamentarias y Presidenciales, para que no se use la campaña como Panfleto Político). El resto, es historia conocida para todos. Casi 32 años después, y ad portas de celebrar la edición Nº 23 de la Teletón, esta cruzada solidaria, sin duda, con el tiempo ha sufrido el rigor de los vaivenes económicos, el cambio de la percepción de la gente, pero por sobre todo, el cuestionamiento más que justificado a una ONG que, a pesar de ello, recibe dinero de todos los chilenos, con muchas dudas en su funcionamiento real. Y es que la crítica a la Teletón no es menor porque, y si bien cada año la Fundación Teletón (la que hoy tomó el rol del desaparecido SPANL) hace una cuenta pública de los usos de los fondos que los chilenos entregan a la ONG, y que cada año en que hay Teletón se logra superar la meta impuesta (salvo en 1995, en donde faltó cerca de 1.000 millones que, a la larga, no afectaron, porque la meta era duplicar lo logrado en el ’94; y en el 2003, donde el Gobierno de Michelle Bachelet puso lo que faltaba para conseguir la meta), y a pesar de que, efectivamente, en esas 27 horas, casi se pasan por alto todas esas diferencias que nos distancian como chilenos, seamos francos, las cosas no son tan lindas como las pintan.

La revista Que Pasa, en la edición del 15 de Septiembre de 1995 (al menos, así citan las fuentes que he consultado, porque es imposible encontrar ese artículo), generó polvareda al dar los siguientes datos en torno a la distribución de las donaciones que se obtienen cada año en las campañas:

  • Un 30% destinado a costear la terapia de los niños impedidos.
  • Otro 30% se destina a construir nuevos centros de tratamiento, o, si no se hace, a lo anterior.
  • Un 10% es destinado a contratar a la agencia de publicidad y realizar la campaña para la próxima Teletón.
  • Un 25% de los fondos se destina a pagar a los Animadores y Artistas que participan de la campaña.
  • Un 5% de los fondos va al bolsillo de Don Francisco.

Ya de por sí resultaba, poco menos, alarmante ver que sólo un 60% de los recursos que se obtienen en cada campaña, efectivamente, van dirigidos a a los tratamientos de los niños lisiados, y a la infraestructura de los institutos a lo largo del país. Algo que contrasta de sobremanera con el discurso público de la campaña de cada año, donde se argumenta siempre que todo lo que se recauda se usa en tratamientos e infraestructura. Obviamente, y debido a la imposibilidad de citar la fuente, se puede contra argumentar de que sólo es uno de los tantos datos falsos que circulan en internet, pero, y por fortuna, hay otro antecedente. En 2003, el entonces Senador Jorge Lavandero (si, el mismo, el mejor amigo de Pedobear), denunciaba que un 30% de lo recaudado, se usaba para pagar a animadores y artistas, y que un 5% adicional va al bolsillo de Don Francisco. Tal era la seguridad del legislador, que incluso presionó para que Impuestos Internos hiciera una auditoría que aclarara en que diantres se gasta cada peso que donan los chilenos, cada año. Pero claro, toda esta discusión se perdería en tanta basura comunicacional, cuando descubrieron que Lavandero tenía asuntos de “menor importancia” que tenía que resolver. Estos dos casos dejan dudas planteada… ¿De verdad TODO lo que se recauda es para rehabiliatación?¿De verdad TODOS los que participan, lo hacen de manera ad honorem (o sea, de manera gratuita, weones incultos)?… Mejor continuemos, ya llegará la hora de las respuestas.

Según un estudio hecho por la consultora Nilo, un 65% de la gente cambia su marca preferida por la marca que está en Teletón. Así de potente es el posicionamiento que logra la Teletón, con los productos que lo patrocinan, empapelando calles enteras con publicidad de la Teletón, y con referencias de los productos auspiciadores, con minutos de publicidad que las otras empresas no tienen ni por si acaso, y claro, con el aura de “somos una marca que ayuda, aweonado, prefiérenos”. Recuerdo que, en las semanas previas a la Teletón, mi familia se ponía en campaña comprando productos auspiciadores: Pañales Babysan, Coca Cola, detergente Omo, Super Pollo, y webadas varias, eran las que repletaban la despensa del hogar en esos días. Ahora que estoy más viejo, gruñón, y peludo, me doy cuenta que no sólo en mi casa pasaba eso, sino en miles de casas  chilenas. Imaginen cuanto percibien las empresas auspiciadoras sólo en 2 meses (tiempo que dura, normalmente, la campaña de la Teletón), y vean cuanto es lo que, finalmente, donan a la campaña. ¿De verdad les parece coherente que Banco de Chile, por ejemplo, haya donado poco más de 500 millones de pesos el 2008, si los bancos son uno de los rubros que más dinero ganan todos los años?; ¿Creen que no son dudosos los aportes de Johnson’s, empresa de retail de propiedad de Don Francisco?; ¿Suena coherente que CCU, el año 2008, poniendo 4 productos como auspiciadores, sólo entregaran poco más de 300 millones, en conjunto?. Es un secreto a voces que las donaciones son, al final, unas migajas o porcentajes menores de las verdaderas ganancias que obtienen estas empresas en época de campaña, y que estos aportes les sirven a las empresas para reducir los tributos al gobierno, pero, y a pesar de eso, las empresas reciben publicidad de manera brutal, patrocinada por rostros conocidos que, ni por si acaso, los representarían en otras ocasiones.

Ustedes pueden decir a esta altura, que los datos no son fehacientes, y puede ser cierto, pero lean lo siguiente. Tomando de base la propia Cuenta Pública de la Campaña Teletón 2008, publicada en la página web de Teletón (que pueden visitar aquí), podemos ver los siguientes datos:

Costos netos operativos del Evento Teletón 2008

Como pueden apreciar, de un total de $ 22.533.294.849 recaudados en el evento, más del 25% de lo reunido sólo se usa para costes asociados (cuando, en los medios, se justifican como aportes gratuitos que no salen de lo recaudado). Cabe señalar que buen parte de la fuerza laboral de la Teletón consta de voluntarios ad honorem.-

Costos de rehabilitaciónComo pueden ver en los datos superiores, de los más de 22 mil millones recaudados en 2008, sólo 15 mil millones están destinados a rehabilitación en sí. Poco más de mil millones se invierten en activos de la Fundación, lo que dejan un saldo exacto de $6.172.412.435. Si les descontamos los gastos operacionales ya citados, queda un déficit de -$ 3.476.501.121.-

Resumen de recaudación del Evento Teletón 2008

Lo que les comentaba anteriormente. Viendo el gráfico, menos del 25% de lo recaudado en la Teletón 2008 fue aportado por las empresas auspiciadoras y las otras; mientras, más del 76% de lo recaudado fue por aportes de chilenos comunes y silvestres. Justamente, pusieron más, los que tienen menos.-

¿No tiene más sentido donar esa plata que gastamos en productos, en vez de comprarlos y que las empresas sólo den un porcentaje menor?¿De qué sirve que se compren productos patrocinadores de la Teletón, si igual tienes que ponerte con la campaña?… ¿Por qué se sigue argumentando que lo que se recauda, efectivamente, se usa para la rehabilitación de los niños discapacitados, cuando ellos mismos dejan claro que no es así, en confusos comunicados?.

Una muestra de la invasiva publicidad Pro Teletón

Una muestra de la invasiva publicidad Pro Teletón

La campaña de apoyo a la Teletón es brutal. Practicamente, si vives en Chile, estás cagado, de una u otra forma estarás bombardeado por ella. Y es que abarca todos los campos: La Televisión, las radioemisoras, los periódicos, las revistas, internet, y las calles tienen publicidad que te recuerda constantemente que debes donar si quieres que esos niños tengan un futuro mejor. Este bombardeo, a lo menos, te instala la idea de que debes aportar, si o si, porque si tanto te lo han recordado, es porque debes hacerlo, pero profundizo ese tema después. En este aspecto, TODOS los espacios que la Teletón usa para publicidad, tanto en las calles, como en los Medios de Comunicación, son costo 0 para la campaña. O sea, gratuitamente, Teletón coloca los spots de sus auspiciadores en la TV, en la radio, y en los periódicos, y a la vez, instala de manera gratuita en las calles de casi todas las municipalidades del país sus anuncios de calle. Se que es ilógico, y Francisco de la Maza, alcalde de Las Condes, también lo pensó así, el 2006, cuando se negó a poner de manera gratuita la publicidad Pro Teletón, ya que su idea era cobrar por los espacios en uso a las empresas de publicidad, y luego, usar esa plata para donarla a la campaña. Sin embargo, esta idea generó la molestia y el despotrico agresivo de Don Francisco, que vio como un acto de dobles intenciones, esta propuesta. Finalmente, el edil dejaba claro algo que muchos sospechábamos, no hay claridad en los acuerdos de las empresas con la Teletón en todo lo que tiene que ver con los aportes y publicidad, además de enrostrar que hay demasiadas cosas turbias en lo que a publicidad y platas de de aportes se trata… ¿Es necesario tanto bombardeo mediático, si la Teletón ya es, nos guste o no, un rito recurrente?¿No es mejor usar esos recursos en publicidad, en ayudar a los niños lisiados?.

Rostros de TV haciendo lo que saben: Figurar… Y gastar aire…

Ahora vamos al show en si. Las 27 horas más desagradables de la televisión chilena, durante todo el año, incluso más que para días de elecciones, y para fiestas religiosas. Si hay algo que caracteriza a la Teletón, es el programa en sí, que cierra la campaña de cada año, y su contenido. Antes, y durante algunos meses, los rostros de los canales se pelean el cupo para salir en pantalla esa 27 horas de morbo, mientras se preparan los clips de historias tristes que son los puntos más importantes de esa transmisión. Y es que no hay mejor vitrina para animadores, artistas, políticos, y varietés, ya que la imagen de personas que aperran por la Teletón, es mucho más potente que llevar un papelito a cualquier país del mundo, o hacerse el lindo con artículos idiotas… ¿O ustedes creían que muchos de esos rostros están en la campaña porque de verdad le importan los discapacitados?. Si fuera así, no dudo que harían algo más que sólo salir en la tele. Los ratings de esas horas son brutales, y cómo no lo van a ser, si hoy TODOS los canales asociados a ANATEL transmiten íntegramente la Teletón.

Don Francisco, apelando al morbo y al masoquismo del pueblo chileno

Tal es el morbo y el autoflagelamiento de la gente, al ser parte de esta cruzada solidaria, que es obvio que sea un éxito completo. Piensen: el programa está hecho en tal forma que el televidente sienta culpa por la condición de los pobres niños que no tienen la culpa de su condición, ni de que los usen como herramientas para ganar dinero fácil; todo el hilo del programa es recordarnos constantemente, matizado con playbacks de artistas de mala muerte, y pseudo celebraciones de metas parciales superadas, que falta plata, que las vidas de los niños, antes de Teletón, eran una miseria,  y lo seguirán siendo si no aportan; restregándonos videos desgarradores, acompañados del llanto de los animadores de turno; recordándonos lo mal que vamos con la plata, incluso, 25 minutos antes de terminar el show; mostrando el sacrificio de los voluntarios y los rostros en pantalla, pasando de largo un día, trabajando por la Teletón; y por sobre todo, apuñalándonos, sucesivamente, con los rostros de los niños que, creyendo en la bondad del show, nos obligan a hacer algo. Y es que, como ya lo he comentado antes, es tan fácil para los que saben, manipular el pensamiento y el sentir de la grey (basta ver lo que ocurrió con la historia de los 33 mineros), que todo el show funciona en la base que el televidente es el responsable del destino de estos niños, y son sus aportes los que los mantendrán en buen camino… Y quizás era cierto hasta el año 1990, ya que, en ese entonces, se aprueba la Ley 19.284 para la “Plena Integración Social de las Personas con Discapacidad”,  la cual señala e en su artículo segundo, que LA PREVENCIÓN DE LAS DISCAPACIDADES y LA REHABILITACIÓN ES UN DEBER DEL ESTADO CHILENO Y UN DERECHO INHERENTE DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD. O sea, es el Estado de Chile, él y sólo él, de ahora en adelante, asegura la rehabilitación y la reintegración de los discapacitados a la sociedad. Siendo así, ¿tiene sentido que, hasta el día de hoy, una década después, aún ellos tengan que depender de la Teletón, si aún se le considera una ONG?¿Por qué el Gobierno no toma la responsabilidad que le cabe en este tema?.

No se si ustedes estaban enterados, pero la Teletón, si bien justifica que depende única y exclusivamente de los recursos que los chilenos donan en cada campaña, la verdad, recibe recursos por parte del Estado. Citando los datos de Wikipedia, el 79% del financiamiento de la Fundación Teletón se realiza gracias al evento solidario celebrado anualmente, mientras que un 16% se realiza gracias al convenio FMT firmado con FONASA y el Ministerio de Salud. Algunas empresas, como la Polla Chilena de Beneficencia, mantienen donaciones constantes a la fundación.Estos ingresos son invertidos por Banchile en un fondo de AFP, lo que al año 2006 generaron $630 millones de ganancias.. Recuerdo, incluso, comentarios en los medios del mismo Don Francisco, y de su hija, la Vivi, quienes han hablado constantemente de cambiar el funcionamiento de la institución, porque a la larga, será insostenible depender de la buena voluntad (y la enajenación) de la gente. Pero, siempre que se proponen fórmulas, o se piensan en soluciones, ellas terminan olvidadas o postergadas permanentemente, resultando poco menos que absurdo que, a 32 años de la primera Teletón, y hasta el día de hoy, la Teletón sigue siendo una súplica lastimera por las limosnas de la gente con remordimientos de culpas que no son propias. Siendo así, ¿es justo seguir con la cantaleta de que si no aportan los chilenos, la Teletón se va a la mierda?¿Por qué una ONG recibe recursos del Gobierno, en desmedro de otras que hacen la misma labor social, como el Club de Leones, u otras que cumplen otros roles tanto o más importantes que la Teletón, como el Cuerpo de Bomberos?.

Lo peor es lo que representa la Teletón y lo que es, en realidad. Hoy, gran parte de los chilenos, tienen en alta estima a esta Fundación, y era que no, objetivamente hacen una gran labor al reintegrar y al rehabilitar niños lisiados. Sin embargo, el Primer Estudio Nacional de la Discapacidad realizado por el INE – Instituto Nacional de Estadísticas – el 2004, reveló que en Chile solo el 3% de los niños discapacitados ha recibido atención integral de salud alguna vez en su vida. Esto significa que, ni en sueños, la Teletón, realmente, cumple la función que ella misma dice cumplir… No es de todos los chilenos. Esto, a la vez, reafirma que un derecho asegurado en nuestra constitución, se sigue vulnerando… El derecho a la salud. Y si es así, ¿por qué la campaña es a nivel nacional, donde el Estado entrega dinero de nuestros impuestos a esta campaña, además del dinero que nosotros ponemos de la colecta, y de los aportes que (se supone) son de las empresas auspiciadoras por nuestras compras?… ¿Es justo que se apoye sólo una institución de salud, en desmedro de todo un sistema deficiente?.

Se que varios dirán que, parte de esos recursos son para hacer nuevos centros de rehabilitación por el país, pero les doy un ejemplo de que la cosa no es tan así: Calama es la ciudad que mayor aporte da a la Teletón cada año (tanto a nivel privado como público), y posee cerca de 300 niños discapacitados. En 1995 se prometió la construcción de un Instituto Teletón que, hasta el día de hoy, no existe. Rayos, si hasta Codelco donó US$ 1. 000. 000. 000  el 2008, de los cuales US$ 500. 000. 000 eran sólo para el proyecto de Instituto. El descontento es tal, que desde ese entonces se organizan campañas del tipo “No aportes a la Teletón”, e incluso hacen pequeñas Teletones autónomas e independientes, igual que en Punta Arenas, donde, desde 1986 tienen su propio Centro de Rehabilitación que no tiene nada que ver con Teletón.

El gran problema que se nos presenta con la Teletón, es que nosotros la convertimos, durante 3 décadas, en una verdadera vaca sagrada. Idealizamos una institución y una campaña que, como toda construcción humana, es imperfecta. Lo terrible no es sólo eso, sino que, a sabiendas de la idealización del pueblo a la imagen de la Teletón, se le suma el refuerzo mediático que se le da, por parte de los organizadores de esta campaña. Y lo triste es que, año tras año, algo más va saliendo, y nos abre los ojos de a poco, y la decepción es cada vez mayor. Yo fui uno de esos niños que celebraba las 27 horas, porque de verdad, cuando eras ingenuo y aún creías en que la humanidad es escencialmente buena, sentías que hacías la diferencia, que eras parte de un rito que nos ennoblecía como seres humanos, y servíamos como ejemplo para el mundo. Hoy, ya nos queda grande el mote de País Campeón en Solidaridad. El éxito de la Teletón Chilena, más que la gringa de Jerry Lewis, ha motivado que en muchos países latinoamericanos hagan sus propias teletones, y apoyando las más diversas causas que, al igual que nosotros, los hacen ser mejores personas sólo porque un día pensaron en el prójimo, mientras que los 364 días restantes sólo se preocupan de su trasero. Lo peor es eso, creer que somos mejores personas por una solidaridad, cual máscara de nuestros remordimientos y cargos de conciencia, justificada por el bombardeo mediático y la tradición ya impuesta, pero ni por si acaso justificable al buen corazón de la gente.

Yo no le hago al Hip Hop ni al Rap (soy Metalero, God Dammit!), pero esta canción resume, de alguna forma, todo lo que expuesto, y debo admitirlo, se hace fácil de seguir y escuchar:

Dejé remarcadas varias preguntas en este artículo, y la verdad, no me propongo responderlas, eso es tarea de ustedes, porque son ustedes los únicos que pueden decidir si lo dicho les hace sentido o no, o si están de acuerdo o no. Yo ya tengo mi opinión, y en parte, la he compartido con ustedes. Queda a conciencia de todos aportar o no, mal que mal, y a pesar de todo lo dicho anteriormente, la Teletón, objetivamente, logra resultados, no tanto como se presume, pero si logra la rehabilitación y la reinserción de los niños discapacitados; pero no olviden, mis amigos,  seguimos patrocinando un servicio, finalmente, que pagamos con nuestros impuestos, y que el Gobierno DEBE garantizar, ya que es Ley del Estado.

Al final, los únicos afectados son los niños, que no saben todo lo negro que se oculta en la cara de Teletín, y ellos son los que de verdad merecen que esto termine, y de verdad los ayuden como corresponde.

Saludos!!!… Don Nico.-



Algunos enlaces referenciales:

Nota:  Este artículo fue escrito, originalmente, el 21 de Octubre de 2010, para el sitio Spartans.cl, y fue hecho con la intención de aportar un punto de vista crítico sobre La Teletón, pero sin buscar insultar o denostar ni a los que trabajan en esta institución, ni aquellos que son atendidos en él.
De verdad, disculpen las molestias.-
Anuncios

Acerca de Don Nico

Dibujante y guionista, metalero, libre pensador. Director General de http://cuatroesquinas.net, y Editor de http://spartans.cl ... Y un weón cara de raja!!!.- Más info de este gandúl en https://rinconbananero.wordpress.com/ y en http://twitter.com/Don_Nico/ . Entre y conozca un poco más de este monumento a la decadencia humana conocida como Don Nico... Total, es gratis...

Publicado el 1 noviembre, 2011 en Cine Comics y TV, Ocio, Sociedad y Cultura y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Tú tambien tienes una opinión... ¡Compártela con todos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: